ARISTA toma prestado su nombre de la ciencia de la geología para plasmar en una sola palabra su filosofía asistencial:

“Estructura que forman varios cristales aunque tengan direcciones diversas, siempre que posean un sistema reticular común. En nuestro caso, el sistema reticular común es el desarrollo de la persona siendo nuestras direcciones, la terapéutica y la académica.“